el blog del nigger: octubre 2016



sábado, 15 de octubre de 2016

Tips para Italia



Antes de empezar quiero aclarar que estos tips son basados en la experiencia que tuvimos al viajar en la segunda quincena de septiembre (que ya no es temporada alta) y que visitamos las siguientes ciudades: Roma, Siena, Florencia (Firenze), Pisa, Turín (Torino), Milán (Milano), Venezia y Boloña (Bologna); además de otros pueblitos alrededor: Montepulciano, Pienza, San Giminianio, Monteriggione, Vernazza, Monterosso, Corgnilia, Monza, Imola, Maranello y Modena.
Investiga
Italia es uno de los países que tiene más historia y riqueza cultural en el mundo. Casi a cada paso que das te encuentras con edificios, construcciones, esculturas o lo que sea de la época de los Romanos, el Renacimiento, el Resurgimiento de Italia, etc.
Roma, por ejemplo, es de los lugares en que te encuentras ruinas por doquier y no todo es el coliseo o el foro romano. Leyendo se puede saber que está el templo de Bellona, la tumba de los Escipiones, las termas de Caracalla, el campo Marte. También te puedes encontrar con alguna iglesia poco conocida que tenga obras de grandes artistas, como en Santa María Sopra Minerva donde se encuentra el Cristo Resucitado de Miguel Ángel, u otras donde habrá algún cuadro o fresco de otro pintor famoso.
Otro ejemplo fue que cuando planeamos la ida a Torino a donde íbamos originalmente solo a ver el estadio de la Juventus, pero resultó que hay tres palacios de los primeres reyes de la Italia unificada (Palazzo Reale, Palazzo Madame y Palazzo Carignano), además del museo del automóvil más importante de Italia, el museo Egipcio más grande de Europa, el museo del cinema y en las orillas de la ciudad dos castillos más, especialmente el del norte, la Vernaria Reale, que es el equivalente de Versalles en Italia. Pasamos dos días y medio y nos faltó tempo para visitar más.
Compra en Línea
No dudes ni por un minuto en comprar vía Internet los pases, accesos a museos y eventos. Esto te evita hacer filas en la mayoría de las lugares (por ejemplo, en los Museos Vaticanos, Coliseo, Duomo de Siena, Torre de Pisa, etc.).
Solo fíjate muy bien de adquirir los boletos en los sitios oficiales, ya que hay muchos otros sitios que te venden, con alguna comisión, los boletos y luego hay que canjearlos por los buenos. Comprarlos en el sitio oficial te garantiza no pasar problemas al llegar; pero antes de empezar a comprar como loco todas las entradas, considera el siguiente tip.
Adquiere las Tarjetas de la Ciudad
La mayoría de las ciudades de Europa tienen tarjetas de la ciudad que incluyen, en la mayoría de los casos, todo el transporte público, y la entrada a museos, pero no todas son iguales ni funcionan de la misma manera. Aquí te explico cómo funcionan las que compramos nosotros:
Roma Pass: Incluye todo el transporte público y descuentos. La de 24 horas incluye la entrada a un museo y la de 48 horas, dos museos.
Firenze Card: Cuesta €72 e incluye 72 museos y dura 72 horas, incluyendo transporte público. De hechos solo algunos museos no están incluidos en la tarjeta.
Torino e Piamonte Card: Puede ser por 24, 48, 72 o 120 horas continuas e incluye transporte público y la mayoría de los museos y atracciones, además de descuentos en tiendas y servicios. Incluye la ciudad de Turín y los alrededores, si quieren visitarlos.
Milano Card: Incluye el transporte público, un par de viajes en Uber y descuento en algunos museos. Se puede combinar con acceso a la Última Cena de da Vinci o con el tranvía histórico.
Venezia Unica: Es una tarjeta que armas a tu medida, incluyendo los servicios y acceso a museos que quieres visitar. En el transporte público se incluye los vaporettos, para trasladarse en los canales.
Fíjate bien dónde puedes recoger las tarjetas, que sea en algún lugar cercano a donde llegues o donde vayas a empezar tus recorridos.
Tus Aplicaciones Amigas
Puedes encontrar muchas aplicaciones para tu celular, incluyendo la de algunos museos, pero las dos más importantes para nosotros son Google Maps y TripAdvisor.
En cualquier lugar, cuando sientas hambre, TripAdvisor te ayuda a encontrar las mejores opciones cercanas a donde estés. Nuestra experiencia fue que cada vez que buscamos en TripAdvisor, las recomendaciones resultaron ser un acierto y nunca tuvimos que caminar más de 5 cuadras para llegar al lugar que escogíamos.
En cuanto al Google Maps, como nosotros rentamos un auto para desplazarnos, fue de mucha ayuda, incluso para evitar zonas de tráfico. Pero también nos sirvió mucho para movernos en las ciudades, sobre todo para ir caminando o para tomar el transporte público, indicándonos qué camión o linea nos llevaba a nuestro destino. Pero toma en cuenta que el Google Maps, por usar el GPS del celular, te va a consumir mucha batería. Lo ideal es llevar una pila para recargar o en el auto, llevarlo conectado a la corriente. Y esto da pie al siguiente tip.
Compra un Chip para el Celular
Hay varias empresas de celular, pero creo que la más popular es TIM. En el aeropuerto no nos tardamos más de 10 minutos en comprar e instalar un chip para el iPhone con línea telefónica local y varios (creo que 4) GB de Internet. En 15 días intensivos de usarlo, apenas consumimos la mitad del Internet y casi nada del teléfono. El chip con línea e Internet te va a costa como €35, pero vale cada euro que pagas.
Renta un Auto
Si tu plan es visitar muchas ciudades y sobre todo pueblitos, considera rentar una auto. Sé que el tren es una buena opción, pero haciendo cuentas de la renta, gasolina (benzina) y casetas, el auto apenas sale como un 20% más caro, pero con el beneficio de la flexibilidad de poder llegar y salir cuando uno quiera, llegar a pueblos a los que el tren no llega y disfrutar paisajes en las carreteras italianas y además la infraestructura carretera en Italia es muy buena.
También toma en cuenta que en Italia casi todos los coches son chicos y son estándar. Normalmente éstos son los más baratos, pero si no te sientes cómodo manejando estándar, puede que la renta te salga un poco más caro.
El mayor inconveniente es que hay muchos problemas para estacionarte. Tienes que aprender en cada ciudad las características de los cajones (si son azules – de parquímetro, blancos – gratis o de tiempo limitado, o amarillos - restringidos) y sobre todo buscar hospedajes con estacionamiento. Además en Milán está delimitada la zona de centro en la que se debe pagar y si no lo haces, te puede llegar una multa muy elevada. Desconozco si en otras ciudades existe también esa restricción, pero al menos donde estuvimos, solo en Milán.
Nosotros en casi todas las ciudades llegábamos en el auto donde nos hospedábamos y lo dejábamos durante nuestra estancia para después movernos caminando o en transporte público y lo usamos solo para trasladarnos entre ciudades.
Y también toma en cuenta que en Italia se maneja muy rápido y atrabancado. No está prohibido el uso de celular como aquí, así que verás muchos conductores mirando su celular. También te encontrarás con muchas glorietas donde el que se incorpora a la glorieta tiene siempre que ceder el paso.
Hospedaje
Para nosotros funcionó muy bien la opción de Airbnb. Es un sistema de hospedaje en casas que además de ser más flexible, te permite conocer a personas locales que muchas veces te pueden dar consejos acerca de dónde comer o qué visitar o cómo llegar a ciertos lugares y, sobre todo, te permite alojarte en las zonas turísticas sin el alto costo de los hoteles; pero no descartes la opción de alojarte en algún barrio no turístico de la ciudad.
Pero también los sitios tradicionales de hoteles como Booking, Hoteles, Expedia y demás tienen buenas opciones. Lo mejor es ubicarlos, al menos, cerca de alguna estación de metro o parada de camión si no está en la zonas turísticas.
Lleva Mochila
Otra cosa que nos funcionó mucho fue llevar una pequeña mochila back-pack para las caminatas diarias. Uno siempre quiere salir sin nada que cargar, pero de repente compras un recuerdito, o una botella de agua o tienes que llevar un sueter o impermeable y la mochila te ayuda; incluso te sirve para llevar un par de zapatos extra por si te incomodan los que llevas. No te compliques la vida sin llevar algo para cargar, porque luego resulta incomodo.
También trata siempre de cargar una cantimplora o botellita para rellenar de agua. En casi todas las plazas públicas hay fuentes de agua potable para beber y rellenar tu cantimplora y así evitas gastar de más comprando agua y/o refresco.
Dónde Comer
No es que te vaya a dar recomendaciones específicas, ya que como mencioné antes, el TripAdvisor te da buenas recomendaciones, pero toma en cuenta que la comida en un restaurante normal te puede resultar muy cara y puedes terminar pagando €30-€60 en comidas al día, además de que puede no ser la mejor comida que pruebes.
En Italia lo normal es desayunar un café con un pan dulce o un panini de carnes frías en cualquier café. De hecho es la hora ideal para pedir un capuchino, ya que en la tarde los italianos no lo toman porque les cae pesado la leche. Y para la hora del mediodía lo ideal es comer algo para llevar o comida callejera (que no son los típicos puestos de garnachas, aunque los hay). Hay muchas pizzerías o locales que venden paninis o pizzetas que uno se puede comer andando o quedarse ahí.
En Florencia, por ejemplo, comimos una especie de torta con carne de ternera cocida que sabía a menudo (lampredotto) y otro a barbacoa (panini de bollito) y apenas nos gastamos €10 entre dos.
Evita siempre los restaurantes que ponen fotos de sus platillos, ya que su comida normalmente es congelada y no sabe tan bien. En su lugar busca locales que tengan su menú en pizarrón o que se vea que lo cambian constantemente, porque eso significa que usan productos frescos de temporada.
Siempre pide el menú o pregunta cuánto cuestas las cosas antes de pedirlas, ya que se dice que es común (y más en las zonas turísticas) que si no sabes el precio, te cobran cantidades exageradas.
El menú tradicional de la comida o cena consta de tres tiempos:
Antipasto: Normalmente ensalada o carnes frías.
Primi Piato: Plato sin carne, usualmente pasta en todas sus variedad, incluyendo la lasagna (que sí lleva carne en algunos casos)
Secondo: Es el plato fuerte y normalmente es con carne o es abundante como para compensar la carne.
En una comida tradicional se sirven los tres platos, pero si uno no es de comer mucho, pedir dos es suficiente, independientemente de si se pide solo el Primi o solo el Secondo. Al final también viene el postre que se sirve primero y luego el café, pero no al mismo tiempo. Toma en cuenta que pedir un café en Italia es pedir un expreso y que los tamaños son pequeños, no como acostumbramos en México.
También procura informarte de las costumbre de comida en las diferentes ciudades, porque resulta que muchas de ellas tienen características muy particulares. En Milán por ejemplo, tienen el Aperitivo a partir de las 7 de la tarde que consiste en pagar por la bebida (de hasta €10) y eso te da derecho a comer del buffett en lugar de la comida tradicional. En Boloña y Módena suelen tomar la siesta y los restaurantes cierran en la tarde y abren hasta después de las 6 otra vez.
No Dejes Propina
Esto suele resultar algo raro para nosotros los mexicanos que acostumbramos dar propina para todo. En Italia no se acostumbra dar propinas, aunque si uno las deja, ellos la toman sin problemas, pero en realidad no la esperan. También muchos restaurantes te cobran el cubierto o el servicio, a manera de propina, así que con mayor razón no se deja.
Hay algunas gasolinerías que cuentan con personal para servirte y cobrarte, pero éstos normalmente te cobran más por la gasolina que en otras donde tú te despachas, así que tampoco tienes que dejarles propina.
Es mejor dejarles algún detalle. Nosotros llevamos pequeñas banderitas de México en palillos que dejábamos en los restaurantes y la mayoría de los meseros quedaba encantados.
Planea tus Tiempos
Cuando uno hace un itinerario hay que tomar en cuenta diversas cosas. Primero la cercanía de los lugares que uno quiere visitar y los horarios en que están abiertos los lugares. Toma en cuenta también que después de cada iglesia o museo, siempre hay una tienda de recuerdo que te hace perder tiempo.
También toma en cuenta los lugares donde tienes que subir escaleras, como en el Coliseo, la cúpula de la Basílica de San Pedro, la cúpula de Santa María de Fiore (Florencia), la terraza del Duomo de Siena, la Torre del Mangia (Siena), etc.
Aún si tienes las tarjetas de la ciudad o tus boletos on-line tienes que considerar hacer algunas filas, y si no compraste ninguna de las anteriores pues tienes que considerar todavía más tiempo en las filas. También hay lugares que de plano no es posible comprar antes, como el Panteón de Agripa, la Torre de Montepulciano, la Terraza del Duomo de Milano, la Cúpula del Vaticano, etc.
Y en especial en Roma, considera que fue fundada entre siete montes, lo que implica que mucha parte de la ciudad tiene subidas y bajadas muy pronunciadas. Por ejemplo, en los mapas uno ve que el Coliseo y San Pietro in Vincoli (donde está el Moisés de Miguel Ángel) solo son unas 6 cuadras, pero ya estando ahí te das cuenta de que esas seis cuadras son de pura subida y uno llega bufando. Del Coliseo hacia el Foro Romano es de bajada, pero si quieres ir al Palatino (a la izquierda del Foro) tendrás que subir, porque esa era uno de los siete montes. Al igual que si estás en el Campidoglio, verás las ruinas romanas hacia abajo porqué estás en el monte Capitolino.
También considera no ir con mucha prisa entre un lugar y otro, porque seguro encontrarás tiendas o sitios que te puedan llamar la atención y te quiten preciosos minutos de tu itinerario.
Sé flexible y prioriza las cosas que quieres ver, tratando de dejar al final las que no son de acceso controlado, como la Fuente de Trevi en Roma, la Piazza del Campo en Siena o la Piazza de la Signoria en Florencia. También planea las visitas a las iglesias primero, ya que la mayoría suele abrir muy temprano, antes que los museos.
Planea Solo, No en Grupo
Cuando se planea el viaje siempre se considera la opción de ir en grupo, por las ventajas que ésta modalidad te ofrece: abarcas más cosas en menos tiempo y con guías que te hablan en tu idioma, pero también tienen su contras.
En nuestro caso nos funcionó mejor ir por nuestra cuenta, ya que nos permitió ir a nuestro ritmo, quizá con el inconveniente de no ver tantas cosas, pero las que vimos las disfrutamos ampliamente. Por ejemplo, en el Vaticano, al llegar a la Capilla Sixtina a los grupos los pasan, los dejan un par de minutos para que vean la Capilla y luego los sacan; pero si uno va solo, se puede quedar todo el tiempo que uno quiera contemplando los frescos de Miguel Ángel, además de que pudimos recorrer la segunda parte de los museos vaticanos que la mayoría de los grupos no ve, porque los pasan directo a la Basílica de San Pedro.
También ir por tu cuenta te permite cambiar tu itinerario según tus necesidades, gustos y hasta estado de ánimo, sin tener que estar supeditado a los tiempos limitados de los grupos.
Busca Itinerarios y Mapas en Internet
Si tienes pensado ir determinado número de días a una ciudad busca en Internet directamente “qué visitar en X en N días” y encontrarás muchas sugerencias (casi todas en inglés) que te ayudarán a armar tu itinerario abarcado la mayor cantidad de lugares maximizando tu tiempo. Pero solo tómalo como sugerencia, ya que no todos tienen los mismo intereses y además de que algunos comienzan sus itinerarios a medio día saliendo de su hotel y la mayoría se basan en experiencias personales y sueles ser muy tajantes en lo que debes o no ver.
También tómate el tiempo de bajar algún mapa por Internet e imprimirlo. Por ejemplo, en Boloña encontramos mapas para diferentes rutas de cómo visitar la ciudad, ya fuera de manera tradicional, una ruta para visitar las torres, otra ruta gastronómica y más. También estudia un poco los mapas, ya que te darán una idea de por dónde andas y qué queda cerca cuando tengas que modificar tu itinerario.
En Venecia también nos sirvió mucho tener un mapa ampliado de las calles y canales que suelen ser muy problemáticos, incluso para el Google Maps.
Aprende Italiano
Saber inglés en Italia te puede ayudar mucho, e incluso en muchos lugares te encontrarás gente que te hable en español, pero los italianos aprecian mucho que aprendas su idioma (aunque no lo hables bien). Aprender lo básico, como dar las gracias, preguntar ubicaciones, elogiar los lugares o comidas, te abrirá muchas puertas y te facilitará tu estancia en Italia.
Nosotros aprendimos un curso de 3 meses que nos permitió entender casi todo lo que nos decían y a comunicarnos bien con la gente. Toma en cuenta que hay muchos lugares que no acostumbran hablar ni inglés ni español, especialmente en pueblitos y en las zonas no turísticas de las ciudades y ahí es donde más te servirá haber aprendido el idioma.
¿Vendedores? ¿Carteristas?
Nos advirtieron mucho sobre la inseguridad en Italia, especialmente de carteristas en las zonas turísticas, pero nuestra experiencia fue que no hay que tener más cuidado que el se tiene en México. Italia y México se parecen mucho en su forma de comportarse y eso incluye esa parte de “seguridad”.
Respecto a los vendedores, éstos se enfocan principalmente en grupos de turistas y no tanto en turistas solos, por lo que tampoco tuvimos problemas, salvo dos pequeñas excepciones de vendedores de flores en el Puente Vecchio en Florencia y en la Plaza San Marcos en Venecia.
Lista de lugares.
Aquí les dejo las ligas o sitios web oficiales de los lugares que visitamos o que pensábamos visitar aunque no nos alcanzó el tiempo. Algunos sitios no se pueden comprar con mucha anticipación e incluso unos no venden en línea, pero la mayoría sí:


 Espero te sirvan estos tips.

2009

Próximos eventos deportivos