el blog del nigger: The Fist of God



miércoles, 16 de abril de 2008

The Fist of God

El título de este post corresponde al libro de Frederic Forshyte, que escribión a principios de siglo y que habla sobre la guerra Tormenta del Desierto de 1991 en Irak por parte de un contingente aliado compuesto principalmente por gringos, británicos, franceses, saudiárabes y otros.

El autor, al igual que en su libro "Chacal" sobre el atentado a Charles de Gaulle, introduce de manera novelesca a personajes históricos situándolos en el contexto de la trama y la inteligencia de guerra utilizada por los aliados, las traiciones de los iraquíes hacia Saddam Hussain, las decisiones de dejarlo en el poder en lugar de derrocarlo.

El libro narra además la actividad de espionaje de un agente inglés en territorio enemigo, sacándole información a un alto funcionario iraquí en beneficio de los aliados y la forma minuciosa de trabajar de los "katsas" israelíes para darle un toque final a la historia que demuestra que para ellos, solo importa la supervivencia de Israel.

La novela empieza a medio gas, pero luego luego el cúmulo de acciones en todas los círculos de poder, actividades de espionaje y hasta las estrategias y especulaciones más simples, no permiten que la historia tenga un bajón. Dado que se sitúa en la toma de Kuwait por parte de Irak en agosto de 1990 hasta la invasión terrestre en febrero de 1991, el tiempo para llevar a cabo las actividades se vuelve crucial.

Obviamente no se puede saber qué tanto es novela y qué tanto es hecho histórico probado, pero al final de cuentas te deja un gran sentido de cómo fue la guerra y cómo fue importante nulificar la única posibilidad de Irak de ganarle a los aliados en lo que al final, como ya se sabe, fue una masacre para los intereses de Hussein en Kuwait y su dominio de Oriente Medio.

Como calificación, le doy un 10, debido al alto contenido histórico y la forma bien llevada de la trama en un lapso corto de tiempo. Muy entretenida e ilustrativa.

Nigger

Etiquetas:


2009

Próximos eventos deportivos