el blog del nigger: La "trampa" de la gasolina



lunes, 12 de enero de 2009

La "trampa" de la gasolina

La semana pasada Calderón presentó sus cinco puntos para preservar el empleo y la competitividad. Uno de los más importantes fue el congelamiento de los precios de gasolina y la baja de 10% del gas LP. Después del discurso, en los comentarios de Hacienda se hizo hincapié en que precio del diesel no sería congelado.

A partir de estos hechos, los comentaristas especializados de la radio se han cansado de criticar el plan del presidente diciendo de que es insuficiente, que está mal planeado y sobre todo, que el congelamiento de las gasolinas no es más que una "trampa" para hacerle creer a la gente que se está haciendo algo.

En primer lugar me molesta que hasta que el presidente dice que va a hacer algo, lo que sea, es cuando todos empiezan a replicar y criticar, pero mientras no se dijera nada, nadie decía nada tampoco. Sus "críticas" jamás las presentaron antes del discurso y por lo tanto, se me hacen comentarios amarillistas en lo general.

Pero ya entrados en materia, las críticas específicas a las gasolinas requieren de un análisis más profundo. En agosto del año pasado se comenzó un curso de acción para llevar el precio de la gasolina a un 10% por debajo de los niveles internacionales. El plan constituía una alza prácticamente semanal y que debía culminar con el precio objetivo para mediado de 2009. Los niveles de precios de nuestros combustibles estaban muy por debajo de esos niveles internacionales y más en el caso del diesel que en la mayoría de los países industrializados había llegado a estar por encima del precio de la gasolina regular.

Al final, el plan consistía en que una vez llegado al precio objetivo, este se regularía como en todo el mundo a la oferta y la demanda del precio del petróleo. Pero en primera instancia debemos entender a qué nos referimos con "niveles internacionales".

Los críticos del congelamiento de la gasolina dicen que esas alzas fueron solo para enriquecer al erario público, ya que el precio de la gasolina estaba por arriba del precio en Estados Unidos, dando por entendido que esa es nuestra única referencia internacional para saber el nivel de precio de nuestros combustibles.

Pero hay que dejar en claro que el precio de las gasolinas en Estados Unidos es el más bajo de todos los países industrializados y es producto también a que Estados Unidos también es productor de petróleo. Los niveles de precios de Europa siguen arriba un 30% o 40% respecto al nuestro. En los países del BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica), el de los emergentes, el precio de México también está por debajo alrededor de un 20%. Claro que si nos comparamos con los países latinoamericanos, estamos en precio o en algunos casos por encima de los niveles de estos. Ya si nos comparamos con Estados Unidos y Canadá (en conjunto) nos encontramos con que estamos también en los mismo niveles o por arriba.

Luego entonces, ¿cuál es el nivel internacional con el que deseamos compararnos? Si me preguntan a mí, respecto a la competititivdad que deseamos tener en el mercado global, debemos compararnos con los países emergentes, nuestros principales competidores ante los países industrializados.

El compara nuestras gasolinas con los países BRICS requeriría todavía un aumento de precio que no se dará este año. El plan se tendrá que retrasar al menos 2 años para alcanzar el objetivo inicial de estar solo 10% por debajo de los niveles internacionales. Claro que si se compara con Estados Unidos, ya hemos alcanzado ese nivel y hasta lo hemos rebasado, pero no se confundan... no queremos competir con ellos en niveles de precios de gasolina, sino con nuestros competidores comerciales y el congelamiento responde a una mayor competitividad ante estos países y, obviamente, a evitar una pérdida del poder adquisitivo en nuestros ingresos.

El precio del diesel sí tendrá sus repercusiones en matería de inflación al ser el combustible más utilizado para el transporte de carga, pero tampoco se confundan... el nivel de nuestro diesel sí está por debajo de aquel de Estados Unidos, por no decir del resto de los países industrializados. El precio del diesel allá es más alto que el de la gasolina premium, incluso.

Así que la supuesta "trampa" que mencionan los comentaristas de radio, no tiene lugar, y sin embargo, responde a una necesidad inmediata que necesita nuestro país para salir más rápidamente de esta crisis que ahora sí, no tuvimos la culpa nosotros.

Nigger

Etiquetas: ,


2009

Próximos eventos deportivos