Odio a la gente (sí, no es nuevo)

Hoy tuve que ir a Interlomas y tuve que pasar al banco (Bancomer) y me tocó una fila enorme como de 30 personas, por lo que me dispuse a esperar mi turno para cambiar un cheque.

Siempre que espero y cómo casi cualquier persona normal, me puse a observar a la demá gente que se encontraban en el banco; como era en interlomas, esperaba ver buenas viejas entre todas las personas, pero no pude evitar poner atención un par de señoras que se pusieron a platicar con el típico acento de las lomas y escuché lo siguiente:

- Hola fulanita, ¿cómo estás?
- Yo bien, ¿y tú?, ¿y tu nena?
- Bien ya está en la escuela 2 años antes de prepri
(no sabe que se llama Kinder 1) en el de a lado del Cumbres
- Ahhh que bueno, la mía tambien el próximo año está en prepri
(aquí las cuentas no me salen, pero en fin...)
- Que bueno... pero ¿cuántos años tiene tu "baby"? (veeeerde, "baby")
- Va a cumplir 6. La tuya tiene 5, ¿no?
- Apenas los va a cumplir en febrero, pero ya está en la escuela
(eso ya había quedado claro)
- ¿Y se ha adaptado bien?
- Sí, está contenta... bueno,
(con un tono más grave) ya me mandaron llamar...
- ... mmm, te salió tremenda...
- Sí
- Pero bueno, es mejor que aprenda a defenderse sola...
(¿eh? ¿defenderse dijo?)
- Exacto, pero... haber, déjame me paso contigo


Esta plática se estaba dando de una fila a otra en el zigzagueo de la cola. Una de ellas estaba como 4 personas atrás y la otra como unas 8 adelante de mi y obviamente la de atrás se pasó con su amiga y ya no tuve que escuchar más estupideces por el momento.

Seguí con mi búsqueda de viejas y solo alcancé a ver a dos féminas que valía la pena admirar. Una estaba de ejecutiva de cuenta y la tapaba el monitor de su computadora y la otra estaba más atrás en la fila. La de la fila tenía ojos café claro, nariz recta, un poco larga para mi gusto, pero de facciones finas, pelo negro azabache quebrado, tez muy blanca, labios regulares (ni muy carnosos ni muy delgados), de estatura como 1.60 flaquita con un un buen trasero, pero poco busto, iba vestida con jeans a la cadera, una sudadera gris y una gorra, de donde le esalia la cola de caballo que se hizo en el cabello... y otra vez

- ... y luego te salen con que núnca se ha podido hacer eso
- Es que cuando uno pide esa información siempre te dicen que...


... de plano, estas viejas no pararon de platicar en un volúmen que no nos permitía a los demás permanecer ajenos y todos tuvimos que chutarnos su vida inútil y de quejas constantes porque el mundo no se adapata a sus babosadas.

Lograron llegar a la caja y afortunadamente sus operaciones fueron rápidas y ya no tuvimos que soportarlas. El sentir de casi todos los que estabamos en la fila fue de alivio ("han de ser comadres" se escuchó por ahí con tono sarcástico y de hastío) y por fin pude dedicarme a ver a la vieja buena de la fila, aunque salí decepcionado de la escasa vista que debió ofrecer interlomas.

Al finalizar mis actividades en interlomas me fui a al bazar de Lomas Verdes a comprar un regalo de intercambio para una reunión el viernes. Ahí sí hubo material para ser admirado pero me encontré con el clásico problema de los pasillos angostos del bazar.

La cantidad de gente pasguata que se detiene o estorba (a ver, preguntar, limpiarle los mocos al niño, o no sé qué fregados) y que imposibilita que uno pase sin problemas hasta la el puesto de destino, me enerva y me hace reiterar una y otra vez que odio a la gente.

Yo iba con la firme intención de comprar el regalo, ver algunas opciones para otros regalos, ver discos en puesto del Chipotes y buscar alguna gorra para ampliar mi colección. De plano compré el regalo en friega y me largué porque no aguantaba que el lugar estuviera lleno de gente estorbosa. Ya pasaré el lunes de la próxima semana que seguró estará más tranquilo de gente.

Mis actividades de hoy se resumieron a 4 horas en que tuve que tratar con el mundo y quedé hastiado. Llegué a mi casa a las 2pm y mejor me dediqué a adornar el arbolito y las luces de afura de la casa y evitar en lo posible el trato con terceros. Por hoy fue mucho el convivir con el mundo y eso que no mencioné los inconvenientes del tráfico en los trayectos a interlomas, el bazar y mi casa.

Espero que mañana ya esté con renovado ánimo para soportar a la gente, por lo menos más que hoy.

Nigger

Comentarios

Moldoon dijo…
Pinche huevón, no tienes vergüenza... "Mis actividades de hoy se resumieron a 4 horas en que tuve que tratar con el mundo y quedé hastiado." Yaaaaa, no mames.

Me extrañó cuando leí tu post que en Interlomas no haya habido buen material, pero pensándolo bien: sabes por qué no había viejas, Negro? Porque estaban TRABAJANDO! O en su defecto en la escuela. Por eso solo te encontraste viejas comadres igual de huevonas que tú.

Y no, no soy un pinche neurótico, chingada madre.
Nigger dijo…
Envidioso...

y eso que esas cuatro horas fueron ir a interlomas por una firma de un doctor y comprar regalos en el bazar. Es mucho trabajo para mi en un miércoles normal.
Satan dijo…
Madres, 4 horas no me he pasado hace por lo menos un año en la calle haciendo cosas que no sean comer, ir al cine o algo divertido. Por suerte trabajo desde mi casa o tienda. que hueva, yo ya desistí del mundo exterior.

Entradas más populares de este blog

Hasta en el billar hay clases

¿Quién ha sido el mejor piloto de la historia del automovilismo?

Servicio Social