el blog del nigger: El valor de una empresa



viernes, 18 de mayo de 2007

El valor de una empresa

Muchas veces hemos oído sobre organizaciones que vales miles o millones de dólares o pesos, sobre todo, yo he escuchado mucho sobre equipos de futbol americano o de soccer que tienen un valor "x" como empresa, pero pocas veces sabemos cómo es que se asigna ese valor a la empresa.

Claro, para los que saben de contabilidad les bastará darle una checada a un Balance General o Estado de Situación Financiera para determinar el valor de la empresa que es igual al total de Activos o al total de Pasivo y Capital, pero es en la parte del capital de la empresa donde se puede darle valor a una empresa principalmente.

Muchos piensan que el total de ventas influye en el valor de una empresa, pero sólo su utilidad se ve reflejado en ella. Una empresa puede tener ventas altísimas, pero tener poco valor o viceversa... claro que lo sano es que tenga ambas.

Ahora, ¿cómo se puede incrementar el valor de una empresa? Hace un par de años, la franquicia de los Pieles Rojas de Washington encabezaba la lista de las empresas con mayor valor en el giro deportivo, y en cambio los Cardenales de Arizona no contaban con tanto valor, pero Arizona en un santiamén desplazó a los Pieles Rojas... ¿cómo? endeudándose.

Cuando se usa el término endeudar no significa necesariamente que la deuda sea hacia terceras personas, porque el capital que han aportado los socios de la empresa también se considera una deuda, incluso las utilidades netas del Estado de Resultados son deudas porque habrán de repartirse entre los socios o conformar parte del capital de trabajo entre sus principales destinos.

No me he metido muy bien al detalle de la situación financiera de Arizona, pero adquirieron recursos con un fin principal, que fue la construccción de su nuevo estadio, además de la capacidad de obtener una línea de crédito para financiar la compra de jugadores. Pudo haber sido de dos maneras o una combinación de ambas: pedir un préstamos a una entidad financiera y/o emitiendo acciones con determinado valor y privilegios para los tenedores de los mismos.

Cuando se emiten acciones, hay varios tipos, ya que unos sirven para los socios principales que conforman la junta ejecutiva de la empresa y tomas las decisiones de ésta, y el resto en diferentes categorías solo para obtención de liquidez, sin derecho a voto en las juntas de consejo o al menos con un voto muy limitado. De éstas útlimas es que se llegan a emitir las acciones que se cotizan en bolsas de valores. Una vez que se les ha asignado un valor determiando, el precio de cada acción obtendrá el valor que dicte el mercado por su compra o venta, pero los recursos iniciales son los que ayudan a la empresa a obtener mayor valor y obviamente mejorar o continuar su productividad como empresa. Lo que sí es que la fluctuación de las acciones de una empresa en la bolsa casi no influyen en el valor de la misma.

Existen también acciones con mayores privilegios que tienen un valor fijo con una tasa de interés a pagar o en dividendos de las operaciones de la empresa, pero muchas veces las empresas están obligadas a comprar de nuevo esas acciones cuando el tenedor de las mismas las decida vender, aunque también las puede vender a otro particular, pero el destino del dinero obtenido por esas acciones es el que se utliza también para darle valor a la empresa.

Cuando la junta ejecutiva de la empresa decide aumentar su valor, recurre a estas emisiones de acciones, o a pedir préstamos a entidades financieras con plazos y tasa de interés que les sea conveniente, y se dice que lo más sano es repartir el valor de la empresa en un 30% a 40% en acciones u obligaciones para los accionistas y un 60% a 70% de deuda a terceros, es decir pasivos a mediano o largo plazo.

Pero para calcular el valor de la empresa, es necesario siempre ir descontando los interses que se están pagando por dichos préstamos, y ahí es donde se vuelve complicada la ecuación, ya que no se debe de amortizar todo el pago de los mismos, sino sólo lo determinado para darle valor a la empresa, que generalmente es el equivalente a un año. Se puede entender en este sentido que si la empresa está pagando una deuda (disminuyendo su pasivo) el valor de empresa va bajando, pero esto no necesariamente es así. La mayoría de las empresas obtienen una línea de crédito que les permite mantener esa deuda constante, a pesar de estárla pagando, y así no pierden valor las empresas.

Cuando fue el error de diciembre, muchas intituciones financieras fueron compradas por bancos españoles y uno se preguntaba, si lo que están comprando es las deudas que tenía la empresa ¿dónde está el negocio?, pero en realidad estaban comprando el valor de la empresa devaluada, ya que no pagaron el equivalente al valor total de la empresa, sino solo un porcentaje. Digamos que es como cuando alguien necesita el dinero y está dispuesto a recibir menos de lo que vale un bien con tal de obtener esa liquidez, en este caso los bancos españoles pagaron menos de lo que valían las empresas.

Ya el sanear esos bancos fue otro boleto, pero como valor de empresas fue una verdadera ganga, pero eso es materia de otro análisis muy particular. El asunto aquí es que si quieres que tu empresa valga más, necesitas endeudarte y créanme que las más grandes empresas del mundo, deden casi todo lo que tienen.

No les pongo las fórmulas de cómo hacerlo, pero si quieren consulten cualquier libro de finanzas corporativas y ahí se explica con más detalle la forma de darle valor a una empresa e incluso para darle valor a las acciones que llegaran a cotizar en bolsa o para nuevos socios que es mucho más complicado que asignarle un valor al azar.

Nigger

Etiquetas:


2009

Próximos eventos deportivos