el blog del nigger: El cambio climático sigue siendo el tema



jueves, 31 de enero de 2008

El cambio climático sigue siendo el tema

He estado escuchando cada vez más gente convencida de que el asunto del cambio climático es invención de los políticos (sobre todo europeos) para sacar dinero y mantener control sobre los asuntos económicos del resto del mundo. Coincidentemente en los medios informativos cada vez es más frecuente el tema en cuanto a noticias y por eso, independientemente de sí es o no es responsable el hombre en el incremento del cambio climático, el tema sigue estando vigente y debemos amoldarnos a la tendencia que este problema marca en cuestiones de negocios y de vida cotidiana.

La discusión sobre si somos o no responsables se establece en las curvas de incremento de temperatura desde hace millones de años donde se muestran los ciclos de congelamientos y calentamientos de manera regular hasta este último dato, donde se dispara la curva en un incremento por demás desmedido. Si lo comparamos con el incremento de los gases de efecto invernadero que son los responsables del calentamiento global (en el caso de que sí sea el hombre el culpable de este calentamiento global), vemos que coincide con el inusual incremento en la temperatura que no responde a los ciclos de calentamiento del pasado.

Hay incluso, extremistas que no sólo aseguran que el hombre es responsable del calentamiento global por su actividad industrial, sino por el simple hecho de existir, porque dicen, somos una raza animal que destruye el ecosistema y estamos sobrepoblados... en otras palabras, que somos una plaga para el equilibrio ambiental. Según Al Gore, a quien todos citan cuando se habla del calentamiento global, nos vamos a acabar el mundo en 1 siglo. La contraparte de estas teorías es que nos debemos adaptar y seguir consumiendo los recursos del planeta como si no pasara nada, porque al final, el planeta se restablecerá solo.

Como todo, yo siempre he pensado que estamos en un punto medio... sí creo que somos responsables del incremento de temperatura y del calentamiento global, pero no creo que se vaya a acabar el planeta ni mucho menos. Creo que podemos detener esa tendencia "artificial" que hemos creado con los gases de efecto invernadero, pero sobre todo, creo que sea o no sea, el que todo el mundo esté preocupado implica que se tengan que desarrollar nuevas tecnologías, especialmente en generación eléctrica, para evitar la emisión de gases de efecto invernadero (GEI).

Los recursos que están disponibles en el mundo para implantar estas tecnologías, para desarrollar nuevas y para eficientizar las existentes permitirán que efectivamente se detenga la curva ascendente de emisión GEI que han provocado un mayor calentamiento global al que se debe haber dado de manera natural. El no tomar estas acciones de concientización crearía un incremento todavía mayor, acelerando el proceso de calentamiento a más del doble de lo que se debería dar de manera histórica y comenzar a tomar acciones en un futuro próximo sería por demás inútil ya que sería tarde para revertir el mal hecho.

La industria que emite la mayor cantidad de GEI son los que utilizan los combustibles o fuentes de energía fósiles, especialmente los derivados del petróleo. Hace unos días, en los comentarios, me pidieron que me uniera a la campaña de "queremos un referéndum para que no se privatice el petróleo". Mis respuestas ante estas petición (negativas) hicieron que reflexionara más sobre el tema y cada vez estoy más convencido. México necesita transformar su industria petrolera a una que sea más eficiente, que trasmita los beneficios de ser un país petrolero a la gente (con precios justos y adecuados a nuestra realidad) al tiempo de lograr el beneficio ambiental del que carecemos (eliminando los derivados más dañinos para el medio ambiente como el combustóleo).

Eso implicaría que inversión privada (y no necesariamente extranjera) manejara el sector de refinación de PEMEX que se ha vuelto un lastre para el gobierno. Otro sector que necesita especial transformación es el eléctrico. CFE es, junto a PEMEX, la única paraestatal que genera número negros en sus operaciones, además de ser reconocida a nivel mundial, pero al igual que PEMEX, al ser manejada por el gobierno, no puede canalizar sus operaciones hacia la eficiencia energética... y no se diga su hermano con parálisis cerebral: Luz y Fuerza del Centro. Ambas tienen un tumor (sindicato) que les impide operar de manera adecuada, sobre todo la última que hace de todas las organizaciones del gobierno, es la que más subsidio debe de recibir año con año.

El privatizar ambas, requeriría de absorber el pasivo contingente que representa el contrato colectivo de LFC y CFE para poder operar... justo lo mismo que pasó con Teléfonos de México, para que dejara de ser la ineficiencia andando a una empresa digamos... "decente" de telefonía. Obviamente se debería crear una legislación que permita seguir regulando al gobierno las acciones de ambos sectores, tal y como lo hacen con las comunicaciones, la distribución de servicios y demás.

Al final de cuentas, estas entidades (PEMEX, LFC y CFE) cuentan con los elementos para ser protagonistas de las nuevas tendencias internacionales que siguen en boca de todos: El cambio climático.

Nigger

Etiquetas:


1 Comments:

Blogger Mariale divagando dice...

Quizás no en un siglo como dice Gore, pero sí es perfectamente posible que acabemos destruyendo -literalmente- el planeta Tierra.

domingo, febrero 03, 2008 8:54:00 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home

2009

Próximos eventos deportivos