Selección Mexicana para Sudáfrica 2010

No quería abordar este tema pero ni modo.

Mucho se ha hablado en estos últimos días sobre la forma en que Lavolpe ha llevado a la selección, que si está echándose enemigos en la federeación, con los dueños de los equipos, prensa, medios y hasta sus propios seleccionados, pero para hacer un buen recuento de cómo está llevado este proceso, debemos separar muy bien la parte "política" de la parte "deportiva".

Cuando Javier Aguirre renunció a la selección al finalizar el mundial de Corea-Japón, los directivos, dueños y personas involucradas en la selección eligieron a Ricardo Lavolpe con la expectativa que siempre soñamos: un verdadero proceso de 4 años para un Mundial. Lavolpe fue elegido porque era el mejor técnico del momento, con una amplia carrera en el futbol mexicano y con el estilo de juego basado en jóvenes de cantera en su mayoría con gente de experiencia probada en bajo porcentaje en los equipos que manejaba. Hay que recalcar que fue su estilo lo que le llenó el ojo a la FMF y se sentaron las bases para ese largo proceso de 4 años que derivara en mejorar la actuación mundialista de México en la historia. La meta era (y sigue siendo) semifinales, o como lo puso la FMF, pasar de cuartos.

La federación pronto vio que Lavolpe construyó un bien estructurado plan de trabajo que requería el "sacrificio" de los equipos para trabajar de cara a los torneos que se participarían. Copa de Oro, Copa América, eliminatoría para las olimpiadas y eliminatoria mundialista. Pero también se dieron cuenta que este "sacrificio" significaría roces entre los dueños y el técnico y que la FMF tendría que mediar.

Lavolpe además de los inminentes roces que representaba su plan de trabajo se echó también a los medios al ponerse pesado, autoritario y altanero en las ruedas de prensa. Los primeros partidos amistosos fueron duramente criticados por los pobres resultados (no ganó ni uno) hasta que llegó la primera competencia oficial que fue la Copa de Oro, misma que demostró que a la hora buena se podía contar con la experiencia estratégica de Lavolpe al ganar todos los partidos excepto uno que fue empatado y casi no recibir goles. Vino la primera etapa de eliminatorias mundialistas y se ganaron todos los juegos y el técnico se apresuró a decir que México clasificaría al mundial "caminando" ante la composición de los países en el hexagonal final.

Vino la eliminatoria para las olimpiadas que dejó en manos de su cuerpo técnico que los clasificó y la Copa América repitiendo buenos resultados hasta que se topó con Brasil. La Copa de Oro le dio el boleto a la Copa Confederaciones donde estarían las selecciones de Brasil, Alemania y Argentina junto a Japón, Australia y Egipto (creo).

Lavolpe pedía jugadores para los torneos y partidos amistosos y los equipos que en principio se habían comprometido ahora querían que no se les afectara pero terminaron cediendo a regañadientes. Lavolpe antes estas negativas iniciales amenazó varias veces con dejar la selección porque no lo dejaban trabajar y la prensa seguia cuestionando los resultados (casi siempre malos) de los partidos amistosos.

Vino las olimpiadas y Lavolpe tuvo su primer fracaso grande al prometer una medalla y no llegar a instancias de siquiera pelearla. Su argumento fue que él no había estado a cargo del proceso, pero en definitiva él era el responsable de ese proceso. La eliminatoria mundialista comenzó con un México arransando a las demás selecciones con la posibilidad de asegurar el boleto tres partidos antes de terminar el hexagonal.

Vino la Copa Confederaciones y México logró una destacada actuación al jugar frente a Brasil al que le ganaron, frente a Argentina se empató y después se perdieron en penales y frnte a Alemania por el tercer lugar se terminó perdiendo pero haciendo sufrir a los teutones. Vino el final de la eliminatoria con la visita a Estados a Unidos que se perdió, y de nuevo las críticas a Lavolpe (pese a dominar la eliminatoria) y las nuevas amenazas de renuncia. Los equipos que participaban en la Copa Libertadores fueron requeridos en sus jugadores para enfrentar la Confederaciones y las eliminatorias finales y también causó molestias entre los dueños, pero al final México avanzó aunque perdió sospechosamente su partido final frente a Trinidad y Tobago.

Se vino la otra Copa de Oro donde fue eliminado por el invitado Colombia en cuartos y se vio a una selección cansada que ya no renía igual. Lavolpe finalmente pidió dentro de su plan de trabajo poder contar con los jugadores desde abril para llegar más conjuntados al Mundial. Esto afectó a varios equipos de cara al final del campeonato local y la Copa Libertadores, pero todos terminaron cediendo.

Desde la concentración, Lavolpe ha manejado pésimamente su relación ya deteriorada con la FMF y la prensa y ya los directivos piensan en su término al final del Mundial que seguramente se tendrá.

Peeeero... el que hayan aguantado los dueños y directivos todos estos inconvenientes se debe principalmente a que apostaron a un proceso de 4 años, fuese malo o bueno, diera o no los resultados, porque marcaría un precedente en la forma de trabajo y si se logra un buen papel, la razón de no ceder a las amenzas de renuncia ni acceder a las peticiones de despido terminará demostrando ser la mejor decisión.

Aún si Lavolpe lograra poner a México como Campeón del Mundo, saldría de la dirección técnica pero obedeciendo a que se le debe de dar a otro técnico la posibilidad de trabajar igual 4 años para el Mundial de Sudáfrica 2010. La parte deportiva que el proceso de Lavolpe ha arrojado han sido los mejores números para un técnico nacional en la historia en partidos oficiales (los amistosos no cuentan realmente) pero también la parte política que manejó Lavolpe ha sido la peor que se ha tenido en décadas.

Sé que el hubiera no existe, pero si Lavolpe o la FMF hubieran contratado a una persona de relaciones públicas para lidiar con los medios y Lavolpe sólo le rindiera cuentas a la FMF en privado, ahorita sólo hablaríamos cosas buenas de él y otra hubiera sido la historia del proceso.

El dilema que queda ahora es el de quién será el mejor técnico para el siguiente proceso de 4 años de cara al siguiente mundial. A mi me gusta Trejo, Galindo o Guzmán, pero no faltará el que crea que Tena, Westerhoff, Arias Hugo o Ferreti puede ser el indicado. Obviamente el mejor sería Aguirre, pero él tiene otro reto en el futbol español y no creo que accediera al menos para estos cuatro años.

Haber quién es el bueno los siguientes cuatro años...

Nigger

Comentarios

Una pena que ee mentado proceso parece que tendra consecuencias nefastas.

Tanto hablar de las vacas sagradas y ahí esta una jugando junto al matalote y nuestro centros delanteros que el más ganoso mide como metro y medio (pudiendo llevar a Landin)
Ni las Chivas ni el Tri existen...
Satan dijo…
Que lleven a Hugo, para que les cobre a los seleccionados por jugar. Y claro con el se evitarian tooooooda la polemica.
xwoman dijo…
UYY ACÁ ME SIENTO IGNORANTE..DIGO, ME REVELO IGNORANTE!
JEJEJ
;)
Anónimo dijo…
Nice idea with this site its better than most of the rubbish I come across.
»
Anónimo dijo…
Nice idea with this site its better than most of the rubbish I come across.
»
Anónimo dijo…
Hey dude,

Nice your blog

Congratulations!!

El inmigrante

Entradas más populares de este blog

Hasta en el billar hay clases

¿Quién ha sido el mejor piloto de la historia del automovilismo?

Servicio Social