El complot mongol

Terminé una de esas novelas cortas que se llama el complot mongol y trata sobre un pistolero mexicano en los 60s o 70s y que tiene que hacerla de investigador en un barrio chino junto a la FBI y la KGB. Resulta que en 3 días lográ su cometido y hasta estudia teorías de intriga internacional en Cuba. Al final descubre quién es el que quiere matar al presidente mexicano y no al gringo, como fue la primera línea de investigación.

El autor escribe la novela en primera persona, expresando más tiempo los pensamientos de Filiberto García (el pistorelo) y como se la pasa mentando todo lo que pasa, al grado de llegar a hartar. Y no es que el leguaje soez me moleste o se me haga inpropio, sino que el uso excesivo del mismo adjetivo para cada ratito y la reiteración del mismo pensamiento (si seré maje - soy maricón -nunca se me ha hecho con una china - etcétera) de verdad es molesto de leer.

La trama es bien llevada pero resulta poco creíble la supuesta forma de pensar, analizar y resolver de Filiberto García respecto a sus compañeros del FBI y KGB y más aún respecto a un aspirante a la presidencia y dos coroneles... y al final el que le da la vuelta es un chino todo menso.

La verdad no me gustó y por eso le doy un espantoso 3. El tema de la historia tenía para más y solo se consume en pensamientos reiterativos y algunas luces de deducción susperior que le hubieran dado más acción a la novela. Los clichés del abogado borracho y los chinos que no pueden pronunciar la "r" y la sustituyen por "l", junto con el eterno odio de gringos (FBI) y soviéticos (KGB) la hace muy predecible sobre como terminará, pero bueno... ahí está mi crítica.

Nigger

Comentarios

Entradas más populares de este blog

¿Quién ha sido el mejor piloto de la historia del automovilismo?

Semifinales de la Euro

Mas cosas novedosas